Cena Benéfica – Proyecto Morelos

UNA NOCHE ESPECIAL

Fue una noche muy especial para todos y cada uno de quienes asistimos: no solo por la satisfacción de ayudar (el objetivo especial de la cena era recaudar fondos que se destinarán a apoyar la construcción de casas en Morelos tras los sismos de septiembre pasado) sino además por que fue una noche en la pudimos hacer un recorrido por platillos que tuvieron como protagonistas algunos de los Mas importantes ingredientes de la cocina mexicana, de la mano del chef Santiago Muñoz.

Los primeros en llegar desde temprano fueron el chef y toda su “cuadrilla”, para organizar y afinar todos los detalles para el menú de cuatro tiempos diseñado para la ocasión. Pocas veces nuestra cocina había recibido tal cantidad de equipo humano, sin embargo todos se organizaron de manera perfecta con quienes atendieron la cena y la salida de los platillos funcionó a la perfección.

Al mismo tiempo la mesa larga para 24 personas situada en nuestro comedor iba siendo decorada e iban llegando los platos, las copas, los candelabros y se iban encendiendo las velas. Las fotos que acompañan este blog no nos dejarán mentir, quedó espectacular!

Uno a uno los invitados fuimos llegando muy puntuales a la cita. Nos recibieron con un cóctel de bienvenida en el lobby del hotel, un espacio que sirvió para poder saludarnos y conocernos entre todos los asistentes y compartir unos minutos antes de pasar al comedor. Ya estaban allí, con discreción pero acompañándonos con su música los integrantes de Wang Perro, grupo al que habíamos conocido en un evento anterior en Nima y que nos encantó.

Una vez nos acomodamos en la mesa y consecutivamente durante la noche el chef apareció en el comedor para anunciarnos cada platillo y darnos una breve explicación sobre cada uno. Cómo entrada probamos pastas mexicanas y maíz crujiente, seguido de un verde de chamorro y bolillo, para dar luego paso a un caldito de Chileatole de chicharo y almendra que fue una verdadera delicia. Los dos platillos que vinieron luego no fueron inferiores en sabor: un mixiote de betabel, piña y rábano para finalizar con unos esquites con tuétano y molleja para chuparse los dedos, y tuétano y molleja. Obviamente no podía faltar un postre muy mexicano: tetela de plátano y rutagaba. La cena estuvo marinada con ron Zacapa, el agua fue de S. Pellegrino y el rico café corrió por cuenta de Nespresso.

Una ocasión memorable que esperamos repetir! Gracias a todos los patrocinadores y asistentes por acompañarnos y por apoyar una causa tan importante como la reconstrucción de Morelos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *